El blog de FEC

Educación mediática y cultura visual

La capacidad de analizar y evaluar los mensajes de los medios de comunicación es un requisito esencial para convertirse en personas mediáticamente alfabetizadas. El primer paso lograrlo consiste en “desmenuzar” ejemplos concretos de mensajes presentados por los medios, identificando las técnicas de persuasión utilizadas y aplicando  los conceptos de alfabetización mediática discutidos anteriormente en el blog. Esto nos ayudará a desarrollar  habilidades que nos conduzcan a una comprensión más profunda de los mensajes de los medios que nos bombardean todos los días.

Bien, pues ¿por dónde empezamos? A continuación os propongo una batería de preguntas fundamentales para examinar los contenidos mediáticos divididas en apartados

1. ¿Quién ha emitido este mensaje? ¿Quién lo ha creado y/o paga para que se haga? (grupo de comunicación al que pertenece ese medio en concreto)¿Por qué?

2. ¿A qué tipo de audiencia crees que se dirige? ¿Cuál es su edad, nivel de estudios, profesión…? ¿Qué palabras, imágenes, vídeos, elementos lo sugieren?

3. Cuál es el texto explícito del mensaje que se transmite? (El significado literal del mensaje, o que se percibe a simple vista a través de las imágenes, sonidos, fotos, gráficos, colores, música…)

4. ¿Cuál es el subtexto, los significados explícitos que se pueden extraer de él? Lo que se esconde más allá de la simple apariencia o se insinúa con ello.

5. ¿Qué estilo de vida se representa en él? ¿Qué valores se expresan?

6. Identifica las herramientas de persuasión utilizadas.

7. ¿Qué mensajes positivos se presentan? ¿Cuáles negativos?

8. ¿A qué grupos de personas o ideologías refuerza dicho mensaje? ¿A cuáles no? ¿Cómo ayuda todo ello a los intereses de los grupos que controlan los medios?

9. ¿Qué parte de la historia piensas que no se está contando?

10. ¿Cómo crees que es posible conseguir información más amplia o alternativa?

Os aconsejo que analicéis un programa/artículo o contenido que os agrade y también otros que os sugieran el sentimiento contrario. Os aseguro que el estudio de cualquiera de ellos os aportará luces y os sorprenderá en ambos casos.

7b6f40d4-a2df-4a19-b802-b64a724db763

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *