El blog de FEC

Educación mediática y cultura visual

¡Bienvenidos a la rutina! Empezamos el curso con una publicación dedicada a la vuelta al cole. El mes de septiembre es crucial para acostumbrar a los niños a abandonar relajadas costumbres del verano, sobre todo en materia de consumo de medios (televisión, ordenador, internet, videojuegos…) y redes sociales, y favorecer que la vuelta a los estudios sea lo más fructífera y menos “traumatica” posible. Os presento algunos consejos útiles que podéis aplicar cuanto antes ;) :

1. Limitar y/o reducir el tiempo que pasan delante de las múltiples medios y soportes que tienen a su alcance. Es preciso explicar a los hijos desde pequeños que no pueden transitar de una pantalla a otra (televisión, tablet, videoconsolas portátiles…) ni dedicar el mismo tiempo que invertían en vacaciones. Lo ideal es fijar un horario para en el curso y velar por que se cumpla. Igualmente, al menos una semana o diez días antes de que empiecen las clases es recomendable que se establezca un “toque de queda” para desconectar de las pantallas al menos una hora antes de la hora de dormir para ir adaptándose y buscar actividades alternativas que ayuden a relajarlos.

2. Utilizar los ordenadores para algo más que entretenimiento. Después de más de dos meses de vacaciones, los chicos está preparados para utilizar el ordenador para algo más que para jugar o ver vídeos. Pasar algo de tiempo ellos potenciando las posibilidades didácticas de la herramienta (en internet hay múltiples recursos y se pueden repasar, por ejemplo, los contenidos del curso anterior) es algo muy aconsejable. También se puede aprovechar para hablar con ellos sobre qué  usos y contenidos están permitidos en la red y qué otros han de consultar directamente con sus padres antes de acceder a ellos, así como para enseñarles a seleccionar la información de calidad de la que no dentro de la amalgama de la red (evitar que la fuente sea siempre Google y Wikipedia y remitirles a fuentes más fiables) y resaltar la ilegitimidad del habitual  ”copia y pega”.

3. Teléfonos móviles. Es responsabilidad de los padres de cada niño decidir a qué edad puede tener su propio terminal y conexión a internet. En post posteriores hablaré sobre cómo se puede supervisar el uso seguro de los móviles e internet por parte de los menores de edad. En cualquier caso, para aquellos que ya disponen de él, conviene recordarles las normas del colegio sobre los mismos (normalmente están totalmente prohibidos en las aulas) y las propias de cada familia (horarios, usos permitidos…). En el hogar,  se ha de explicar que existen ciertos momentos (comidas, la hora de hacer los deberes, reuniones familiares o con amigos, por ejemplo) en los que los móviles han de estar fuera de sus manos y lejos de su vista.

4. Redes sociales. La vida social de los chicos se reactiva (si es que alguna vez cesa) con la llegada a las clases y puede multiplicarse en su versión online. Hable con sus hijos acerca de cómo evitar dramas en la red, de la importancia de seleccionar las fotos y comentarios que publiquen y de las repercusiones que pueden acarrear. Además, es importante establecer límites que les ayuden, no sólo a no retransmitir su vida minuto a minuto, sino a lidiar con el hecho de que en algunos momentos no podrán estar en línea.

 

camino-a-la-escuela_mafalda_dequino

Esta imagen no me pertenece, el Copyright es de Quino

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *